TALLERES ARTÍSTICO CULTURALES

LITERATURA Y MUSICA EN COLEGIO ADVENTISTA DE TALCAHUANO

Poema de Miguel Hernández poeta español

jueves, 3 de mayo de 2012

POETAS CHILENOS

JUAN LUIS MARTÍNEZ (1942 - 1993)
La desaparición de una familia

1 - Antes que su hija de 5 años
     se extraviara entre el comedor y la cocina
     él le había advertido: "-Esta casa no es grande ni pequeña,
     pero al menor descuido se borrarán las señales de ruta
      y de esta vida al fin, habrás perdido toda esperanza"

2 - Antes que su hijo de 10 años se extraviara
     entre la sala de baño y el cuarto de los juguetes,
     él le había advertido: "-Ésta, la casa en que vives,
     no es ancha ni delgada: sólo delgada como un cabello
     y ancha tal vez como la aurora,
     pero al menor descuido olvidarás las señales de ruta
     y de esta vida al fin, habrás perdido toda esperanza".

3 - Antes que "Musch" y "Gurba", los gatos de la casa,
     desaparecieran en el living,
     entre unos almohadones y un Buddha de porcelana,
     él les había advertido:
     "-Esta casa que hemos compartido durante tantos años
     es bajita como el suelo y tan alta o más que el cielo,
     pero, estad vigilantes
     porque al menor descuido confundiréis las señales de ruta
     y de esta vida al fin, habréis perdido toda esperanza".

4 - Antes que "Sogol", su pequeño fox-terrier, desapareciera
     en el séptimo peldaño de la escalera hacia el 2º piso,
     él le había dicho: "-Cuidado, viejo camarada mío,
     por las ventanas de esta casa entra el tiempo,
     por las puertas sale el espacio;
     al menor descuido ya no escucharás las señales de ruta
     y de esta vida al fin, habrás perdido toda esperanza".

5 - Ese último día, antes que él mismo se extraviara
     entre el desayuno y la hora del té,
     advirtió para sus adentros:
     "-Ahora que el tiempo se ha muerto
     y el espacio agoniza en la cama de mi mujer,
     desearía decir a los próximos que vienen,
     que en esta casa miserable
     nunca hubo ruta ni señal alguna
     y de esta vida al fin, he perdido toda esperanza".






MANUEL SILVA ACEVEDO (1942)
SILVA ACEVEDO
Danubio azul

Era un animal romántico, dijo el orangután
y apretó en su puño al granadero
y luego lo engulló
y se llenó de cintas de primera comunión
de fragatas en llamas
de bosques azotado por vendavales
de pequeñas explosiones atómicas
de cadáveres en campos de batalla

Era un animal mitológico, dijo la hiena
sumida en las tripas del orangután
y se sintió repleta de medallas y escarapelas
de ofrendas florales y salvas de cañonazos
de asonadas callejeras y cargas de caballería
de marchas nupciales interrumpidas a balazos

Era vox populi un animal de mala entraña, dijo el gusano
royendo las entrañas podridas de la hiena
y entonces fue el día del Juicio Final
y los cadáveres diseminados en campos de batalla
se pusieron de pie
y estalló el Danubio Azul
y cada oveja tomó a su pareja
y se danzó hasta altas horas de la madrugada
cuando la multitud derribó las puertas de Palacio
y una pálida dama desmayándose en los brazos de
                                          su granadero
exclamó: es el siglo que muere, amor mío.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada